¿Fútbol femenino tico será profesional o es mito?

Vaya al Contenido

¿Fútbol femenino tico será profesional o es mito?

JoMo Noticias
Publicado de José Antonio P. Morelli en Deportes · 20 Agosto 2022
Costa Rica y el fútbol femenino
¿Fútbol femenino tico será profesional o es mito?

- Ex miembro de la UNIFFUT comenta que los clubes de Primera División no tienen capacidad para profesionalizar su planilla.

El fútbol femenino en Costa Rica no es todo lo que el mercadeo dice, muchos pensarían que es rentable, aún más siendo país anfitrión en dos Mundiales de Fútbol femenino, sinónimo de un deporte profesional, pero los expertos reconocen que está muy lejos de lograrse.

Además, todas las voces concluyen que es necesario el apoyo de muchas partes las cuales deben involucrarse mucho más para poder lograrlo, por ejemplo: Federación Costarricense de Fútbol (FCRF), Unión Femenina de Fútbol (UNIFFUT), clubes, aficionados, televisoras, patrocinadores, entre otros; porque si se compara con otras ligas internacionales, le llevan a Costa Rica muchos años de trabajo.


*Imagen: Evolución del fútbol femenino del Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.
Análisis Deloitte, Noviembre 2020.

Incluso a pesar de ser país anfitrión del Mundial Femenino Sub 17 en el 2014 y el Mundial  Femenino Sub 20 en este 2022, hace falta mucho camino para lograr todos los objetivos deseados, entonces, ¿cómo está el proceso de profesionalizar el fútbol femenino?, la respuesta es muy incierta.

  
*Imágenes: FIFA.

"La transición del fútbol femenino a su profesionalización podría llevarnos unos cinco años, el tema COVID-19 atrasó los procesos que intentaba llevar la organización", señaló Allan Martínez, ex encargado de prensa de la UNIFFUT.

Adicionalmente, Martínez agrega que dentro de las principales barreras o impedimentos que hay para la profesionalización del fútbol femenino, está en la falta de interés de muchos clubes masculinos que tienen una franquicia femenina solo para cumplir con un requisito obligatorio y también en la falta de interés de la empresa privada, ya que aduce tener el conocimiento de diferentes empresas que tienen el interés, pero se van porque no quieren pagar lo que realmente vale patrocinar el fútbol femenino.

Por esta razón, hay que indagar si todos son conscientes de saber realmente ¿qué es el fútbol profesional?, ya que esto es importante para que los aficionados e interesados en general lo tenga en cuenta y brinden el apoyo necesario.

“El poder dedicarte al 100% a la profesión y que económicamente se pueda llevar una vida digna, además, poder tener las condiciones necesarias para el desarrollo futbolístico individual y colectivo”, indicó Valery Sandoval, jugadora de la Liga Deportiva Alajuelense, refiriéndose a lo que sería el fútbol profesional.

Valery Sandoval Sirias, jugadora Liga Deportiva Alajuelense.
Fotografía Propia: JOMO.DEPORTES

La jugadora alajuelense se desempeña como defensa lateral derecha, ella también agrega que hace falta mucho apoyo económico y televisivo, así mismo, que los equipos incrementen su infraestructura en general y contar con más profesionales en el área deportiva.

Es importante que para lograr tener un fútbol femenino profesional, se debe considerar que tanto  un equipo masculino y femenino de un mismo club, tengan las mismas condiciones de infraestructura y zonas de entrenamiento, así como el transporte a sus respectivos partidos, pero aún más importante, las mismas condiciones salariales.

“Soy la administradora de mi propio restaurante llamado Puesto 19 en San Rafael de Alajuela, además, estoy estudiando administración de empresas”, señaló Sandoval; esto porque asevera que con el sueldo de futbolista no es suficiente para cubrir sus necesidades básicas, mantener el carro y poder estudiar, su sueldo como futbolista ronda los ¢250 mil mensuales, pero gracias a su negocio puede ayudarse a cubrir sus gastos.


*Imagen: Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.
Análisis Deloitte, Noviembre 2020.

Costa Rica, forma parte del 69% de clubes de fútbol femenino -21 países- que son consideramos apenas como una Liga Aficionada, y solo, un 37% que son 11 países, ya son Ligas Profesionales.

“Actualmente no cuento con un contrato profesional con mi Club; por otro lado, ningún ente encargado nos ha informado como está el proceso actual de profesionalización del fútbol femenino”, informó Katherine Arroyo, jugadora del Sporting FC.

Katherine Arroyo Arias, jugadora Sporting FC.
Fotografía Propia: JOMO.DEPORTES

Arroyo agrega que tener un fútbol profesional sería dedicarse al 100% a ese deporte, tener un salario y las condiciones adecuadas para vivir del fútbol y competir de la mejor manera; no obstante indica que no tienen diferencias con el equipo masculino del club refiriénsose a infraestructura y entrenamientos.

*Imagen: Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.
Análisis Deloitte, Noviembre 2020.

Al igual que muchas jugadoras de fútbol costarricense, Arroyo cuenta con un trabajo extra en una Empresa Multinacional para poder salir adelante con sus obligaciones, en dicha empresa indica que percibe casi tres veces más que lo que gana como futbolista, porque si solo recibiera lo de futbolista, no le alcanzaría para pagar su vivienda, la gasolina del carro y otras necesidades.

*Imagen: Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.
Análisis Deloitte, Noviembre 2020.

A nivel nacional, los clubes de Liga Deportiva Alajuelense, Saprissa, Club Sport Herediano, Municipal de Pérez Zeledón y Sporting FC, son los únicos que cuentan con equipo masculino y femenino, además ambos utilizan las mismas instalaciones deportivas para disputar sus partidos de fútbol; no obstante la Liga Deportiva Alajuelense es el club que tiene las mejores condiciones para sus entrenamientos, que se realizan en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), en Turrúcares de Alajuela. Adicionalmente existen otros equipos femeninos que no tienen un equipo masculino como lo son Suva Sports, Dimas Escazú y Pococí.

A pesar de todas las limitantes que pueden tener las jugadoras, ambas jugadoras entrevistadas indican que no se cuestionan el porqué escogieron el fútbol ni han pensado en cambiar el deporte o su profesión, además, enfatizan que cuentan con el apoyo familiar que es un aspecto muy importante para ellas.

"El fútbol femenino es un diamante en bruto que no ha sido explotado adecuadamente, espero que pronto podamos disfrutar de un fútbol femenino profesional y alejado de todos los males posibles", resaltó Martínez.

Según datos de UNIFFUT, publicados en su instagram, hubo un apoyo total para la Selección Femenina Sub 20 durante su participación en el Mundial Sub20 disputado en el Estadio Nacional de Costa Rica de 56 875 aficionados en los tres encuentros.

Por otro lado los dos equipos tradicionales del país como lo son la Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa FF, se enfretaron en la final femenina del 2019 donde hubo el apoyo de 16 900 personas en el Estadio Alejandro Morera Soto, mientras que los mismos equipos disputaron en la misma sede la final de Apertura del 2022 ante unas 14 100 personas; entonces el apoyo de los aficionados está en las instancias finales, no obstante, se requiere que estén involucrados durante todo el torneo, además, hay que instar a las empresas privadas, y sobre todo, a la parte administrativa que brinden mucho más apoyo, esto porque realmente las jugadoras lo merecen.

Entonces, ¿El fútbol femenino tico será profesional o es un mito?, habrá que esperar estos años para ver el avance de todo, que los altos mandos hagan los cambios de los estatutos pero para hacer eso se debe demostrar que el fútbol femenino ya tiene todo para hacer el salto a lo profesional, por tanto, al cierre de edición no se obtuvo respuesta de la FCRF ni de la UNIFFUT para que dieran detalles del tema.


Resumen de Costa Rica, según el Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.


* Informe de evaluación comparativa de la FIFA: fútbol femenino.
Análisis Deloitte, Noviembre 2020.

Fuentes:  




© - JoMo Deportes 2022 - ©
jomo.deportes
Regreso al contenido